El callo óseo

   Escrito por Javier Badillos  //  16 febrero, 2013  //  La consulta del doctor  //  Sin comentarios

Fractura

En ocasiones habremos escuchado la frase típica y técnica “esperar a que haga callo óseo”. Pues bien, desde este artículo intentaremos dar a conocer una explicación lo más sencilla posible. El callo óseo es el tejido de reparación que une los extremos fracturados de un hueso roto. Se forma cuándo se está reparando una fractura, y está formado por cartílago hialino, el cual primero es muy voluminoso y posteriormente es remodelado por los osteoclastos (células fagocitarias del hueso), para finalmente calcificarse y transformarse en hueso, con lo que la fractura desaparece.

Es decir, siguiendo un orden cronológico, primero se produce la fractura, después se consolida mediante inmovilización total o parcial con yeso o distintos tipos de osteosíntesis (tornillos, clavos, agujas…), y se espera un determinado tiempo hasta que aparece ese callo óseo. La comprobación de la buena cronología antes mencionada vendrá determinada por las distintas pruebas radiológicas que se efectúan.

Para la formación del callo blando ó inicial, pasarán aproximadamente entre cuatro y seis semanas, tiempo durante el cual, la fijación y estabilidad la garantizan tanto el yeso como la osteosíntesis, en el caso de haberla. El posterior callo duro no aparecerá hasta los seis meses, es por esto que el material de fijación interna no pueda retirarse como mínimo antes del año, y que la regeneración total del hueso podría alcanzar los tres años.

Sin embargo, la edad juega también un papel importante. Los lactantes reparan casi todas sus fracturas en un periodo de 4-6 semanas. En adolescentes la reparación se produce entre 6-10 semanas. En adultos la consolidaciones son más lentas y en los pacientes mayores de 20 años, la edad influye poco en la velocidad de consolidación. Algunas fracturas en los adultos pueden necesitar de 16-20 semanas sin que por eso deban ser consideradas consolidaciones retardadas.

Algo que también puede determinar una buena formación de callo óseo es el grado de osteoporosis de la persona. A menor grado de masa ósea mayor retardo en consolidación de fracturas y por tanto en aparición de callo óseo.

Comparte esta noticia:

Deja un comentario

Tienes que acceder para comentar.